Los 5 casos en los que usar champú sin sulfatos es mejor

Los champús sin sulfatos han crecido en popularidad por sus excelentes resultados, pero ¿sabías que nacieron para unas necesidades concretas? Si quieres saber las 5 situaciones en las que tu cabello se puede beneficiar mucho de un cuidado sin sulfatos, sigue leyendo.

Los sulfatos no resecan ni maltratan el cabello, aunque se esté extendiendo esta creencia. Son excelentes limpiadores, con una alta compatibilidad cutánea, indicados para obtener una melena sin impurezas y un cuero cabelludo limpio y sano. Cuando se incorporan en su justa medida en fórmulas bien desarrolladas, son excelentes aliados para una melena cuidada. Sin embargo, sí que hay condiciones en las que un champú sin sulfatos está recomendado, y si tu cabello cumple con las de la lista, mejor elige un champú y un cuidado capilar libre de sulfatos. En NaturVital tenemos una línea creada para todos estos casos, es Organic Salon. Con dos champús y una mascarilla completamente libres de sulfatos y con ingredientes de origen natural (en más de un 90%), Organic Salon te permite disfrutar en casa de un champú formulado según los criterios de los profesionales de peluquería.

Champús Sin Sulfatos de NaturVital

Los champús de Organic Salon, que puedes comprar en Amazon.es, utilizan como base lavante una combinación de tensoactivos que derivan del Coco y limpian suavemente el cabello.

Los champús y la mascarilla que componen la línea contienen Keratina vegetal que nutre el cabello en profundidad y Pro-vitamina B5 que aporta suavidad. Cuentan con filtro UV y están libres de silicona y de sal añadida.

Cuando está recomendado el cuidado sin sulfatos

  • Cabello tratado con keratina: El tratamiento alisador o suavizante con keratina reestructura la fibra capilar y la altera, reparando la cutícula lisa y reparada. Si te has sometido a un alisado o tratamiento de keratina, en el mismo salón o peluquería te indicarán que para no interferir en el efecto de la keratina, tu rutina capilar debe estar formada por productos que no contengan ni sal ni sulfatos. En este caso, tanto los dos champús de Organic Salon como la mascarilla son totalmente aptos para cabellos sometidos a estos tratamientos ya que no contienen sal ni sulfatos.
  • Método Curly: La estilista Lorraine Massey creó este método para mantener los rizos bonitos, cuidados y definidos. El método curly apuesta por productos sin sulfatos ni siliconas, con ingredientes hidratantes, emolientes, combinados con proteínas. El champú Organic Salon Cuidado Delicado con extracto Bio de Caléndula, es perfecto para las seguidoras del método. Se puede combinar con la mascarilla Organic Salon, que tiene proteínas, o con la mascarilla Sensitive Aloe Vera, muy hidratante.
  • Cabello teñido o decolorado: El abuso de los champús con sulfatos puede arrastrar el tinte y desgastar el color antes de tiempo. Si tiñes tu cabello, tanto con tinte permanente como semi-permanente, Organic Salon Protección Color es el cuidado que te ayudará a alargar y realzar el color. El champú limpia suavemente el cabello y la mascarilla le aporta brillo, hidratación y nutrición. Contiene extracto Bio
  • Lavado del cabello a diario: Los sulfatos son excelentes limpiadores que eliminan la grasa y las impurezas del cuero cabelludo, pero, si lavas tu cabello a diario, no es necesario recurrir a los sulfatos y puedes confiar en otros componentes suaves que dejan el cabello igualmente limpio. Alternar un champú sin sulfatos como Organic Salon con otro champú como los de la gama Bio o Sensitive que sí los lleva puede ser una gran opción.
  • Cuero cabelludo muy seco: En el caso de personas que tienen el cuero cabelludo muy seco, un champú sin sulfatos como Organic Salon Cuidado Delicado es perfecto, ya que en estos casos el cuero cabelludo no genera apenas grasa y no sería necesario usar sulfatos para eliminarla. El extracto de Caléndula que contiene mantiene el cabello hidratado.

Tras explicarte las situaciones en las que sin duda deberías optar por un champú sin sulfatos, también queremos explicarte dos casos en los que este tipo de champú no está recomendado:

Si tienes el cuero cabelludo graso o con tendencia grasa, están indicados los champús con sulfatos ya que retiran el exceso de grasa del cuero cabelludo y se formulan junto a otros ingredientes que equilibran la producción de grasa en el cuero cabelludo.

Para personas que usan muchos productos de styling o productos que contengan ceras, resinas, siliconas o muchos aceites, el champú con sulfatos está indicado, para disolver estas sustancias y dejar el cabello limpio y sin residuos. Frente al mito de que pueden ser irritantes o limpiadores agresivos, te animamos a probar nuestra línea Sensitive, que está testada en cuero cabelludo sensible y atópico y limpia suavemente el cabello.

Deja un comentario