Cómo aplicar la mascarilla de color ColourSafe

Mascarillas ColourSafe, gama de colores

Si quieres dar nuevas tonalidades a tu cabello con reflejos intensos, buscas realzar y alargar tu tinte, o disimular las primeras canas, la mascarilla ColourSafe de NaturVital será tu aliada perfecta para el nuevo look. ColourSafe es una línea que encaja dentro de la coloración no permanente, es decir, que aporta color al cabello pero éste desaparece progresivamente sin dejar rastro. El tratamiento de color consiste en combinar un champú y una mascarilla que contienen pigmentos de color, y que están disponibles en los siguientes tonos, que puedes encontrar en nuestra tienda de Amazon:

  • ColourSafe castaños: Para distintos tonos castaños, desde chocolate a arena, pasando por el tostado.
  • ColourSafe rubios: Acentúa el matiz cálido de mechas o cabello rubio, dando un reflejos dorados.
  • ColourSafe negros: Con un reflejo frío e incluso azulado o violeta, es perfecto para potenciar el brillo del cabello moreno y negro.
  • ColourSafe caoba: De vivas tonalidades rojas que se adaptan al tono original del cabello, es perfecto para pelo caoba, rojo rubí y cobrizo.

Para conseguir un tono vibrante y que destaque, la mascarilla es el producto más rico en pigmento y que consigue el efecto de cambiar. Úsala para un efecto de brillo y color en el cabello y luego combínala con el champú para no perder intensidad en el lavado.

Pasos para aplicar la coloración y cambiar el tono del cabello

ColourSafe carece de amoníaco, PPD y cualquier sustancia presente en una coloración tradicional. Por ello, no es necesaria la prueba de sensibilidad sobre la piel 48 horas antes. La composición de ColourSafe es vegana y además de extractos vegetales como el Aloe Vera y el Girasol, contiene nutrientes, keratina y pro-vitamina B que cuidan el cabello mientras aportan color.

  • La mascarilla se aplica sobre el cabello limpio y húmedo, secado con una toalla, tras aplicar el champú ColourSafe o bien un champú neutro preferiblemente sin sulfatos.
  • Antes de usar la mascarilla te recomendamos aplicar una capa de crema hidratante sobre frente, nuca, orejas y manos. Ello te protegerá de posibles manchas que pueden quedar en el momento de aplicar el color. De todos modos, si apareciesen las manchas en la piel, lavando con jabón neutro se eliminan fácilmente, ya que el pigmento no se fija.
  • Aplica una capa generosa de mascarilla, con las manos, a lo largo de todo el cabello. Ayúdate con un peine de púas anchas para repartir bien el producto de raíz a puntas. Masajear un poco el cabello con las manos también ayudará a que el color se fije. Lávate bien las manos tras la aplicación de la mascarilla.
  • Deja actuar un mínimo de 5 minutos. Tras este tiempo de exposición, la mascarilla ya ha hecho su efecto reparador y nutriente, y te ayuda a mantener y realzar el color de tu cabello.
  • Si deseas un color más intenso, con reflejos brillantes, o es la primera vez que cambias de tono en ColourSafe, puedes aumentar el tiempo de exposición del producto hasta 15 minutos. No es necesario cubrir el cabello ni aplicar calor.
  • Pasado el tiempo de exposición, enjuaga abundantemente con agua templada (no caliente), hasta que el agua quede transparente y sin rastro de pigmento. No laves el cabello inmediatamente tras aplicar la mascarilla ColourSafe.

Ya puedes peinar el cabello de forma habitual, y secarlo al sol o bien con secador. Una vez seco verás perfectamente tu nuevo tono y los reflejos que ha creado la mascarilla ColourSafe.

En Youtube encontrarás algunos vídeos de usuarias encantadas con el resultado de ColourSafe, que te pueden dar más trucos de aplicación y donde puedes ver los resultados. Disfruta de tu nuevo tono y recuerda que tras el uso de la mascarilla, la siguiente vez que laves el cabello debes hacerlo con el champú ColourSafe del mismo tono. Así evitarás la pérdida de color. El efecto de los reflejos dura de tres a cuatro lavados, pero si sigues usando los dos productos, alargarás la intensidad, el brillo y el color del cabello.

Deja un comentario