Aplica tu champú correctamente en 4 pasos

Parece sencillo lavar el cabello por ser algo que hemos hecho toda la vida, pero hacerlo correctamente tiene su truco. Por eso te presentamos una sencilla infografía de 4 pasos para sacar el máximo partido a tu champú NaturVital y que tu cabello quede perfecto.

El champú NaturVital es uno de los más concentrados del mercado, contiene mucho residuo seco lo que es un rasgo más de su calidad. Por ello, una botella te dura mucho, más que otras marcas, y a nosotros nos ayuda a ahorrar agua y ser más sostenibles sin renunciar a la calidad. No obstante, si no lo aplicas correctamente puede darte la sensación de que es pegajoso o que necesitas más cantidad de la que recomendamos.

Cómo aplicar tu champú NaturVital

Como ves, son 4 sencillos pasos para lavar el cabello sin enredarlo, sin usar más producto del necesario y favoreciendo que haga el efecto necesario.

  1. Mezcla champú y agua en la mano
    Vierte champú en la mano para emulsionarlo con agua, no lo apliques directamente en el cabello. Como es muy concentrado, usa poca cantidad de champú, máximo una nuez. Mézclalo con unas gotas de agua en las palmas de las manos. Al empezar el lavado, es importante tener mojado todo el cabello con agua.
  2. Reparte por todo el cabello
    Con las dos manos, reparte bien toda la mezcla por el cabello empapado: por la coronilla, en la nuca, en la frente y detrás de de las orejas. Aunque a veces nos parece que es el cabello el que necesita más limpieza, lo importante es insistir en el cuero cabelludo, donde más se acumula la suciedad. Luego se puede ir repartiendo la espuma de medios a puntas: insiste solo allí si usas productos de fijación como lacas o espumas, para retirar sus restos también.
  3. Masajea bien la espuma
    Este paso es muy importante: sin frotar, con las yemas de los dedos, masajea suavemente el cuero cabelludo. No enrolles el largo del cabello para no enredarlo, mejor reparte espuma en cada mechón. El masaje, además de relajarnos y permitirnos disfrutar de la experiencia, ayuda a los principios activos a penetrar en el cabello.
  4. Aclara con abundante agua tibia o fría
    Deja caer el agua por el largo del cabello hasta que no quede ningún resto de espuma. Ayúdate con las manos para levantar las raíces hasta que el agua salga limpia. Sobre la temperatura del agua, de tibia a fría según tus gustos mantiene la cutícula cerrada y potencia el brillo.

Una vez hayas completado los 4 pasos, recuerda secar cuidadosamente el cabello con una toalla sin frotarlo, sino dejando que la toalla absorba la humedad.

Deja un comentario